lunes, octubre 19, 2009

Algo sobre la Guerra del Chaco

Para los que se interesan por la historia de nuestros pueblos, les cuento este pasaje del conflicto entre Paraguay y Bolivia, muy poco conocido en el Perú, que ha llamado fuertemente mi atención en mis viajes por esas tierras de la cuenca del río Parana y del río Pilcomayo.
La Guerra del Chaco es el más enigmático de todos los conflictos americanos. Han surgido acerca de ella tantas ideas y conceptos equivocados, ni a los ciudadanos bolivianos ni a los paraguayos he podido arrancar una historia coincidente sobre el conflicto, por lo tanto he recurrido a una historia contada por un neutral en un marco sobre estratefia militar mucho tiempo despues pero con gran detalle.
la lucha se desarrolló en el Chaco Boreal, es decir, en la parte situada al norte del río Pilcomayo de lo que en conjunto se llama Gran Chaco. Esta ultima denominación, por lo tanto, no es apropiada cuando se habla de esa guerra. Al oeste, hasta el meridiano 59° poco más o menos, la región consiste en extensos palmares, altos pastizales y pequeños bosques. Las poblaciones no eran sino pequeños grupos de ranchos de barro, a pesar de sus nombres atractivos. En el extremo occidental, a lo largo de los Andes, la tierra es fértil, con más humedad, y está cubierta de bosques. La zona intermedia, en cambio, es un desierto árido, a menudo revestido de espesos montes bajos y malezas espinosas. Aquí el jugo del cacto reemplaza al agua y los insectos chupadores de sangre pululan por millones. Cuando llega la estación de las lluvias, en verano, los toscos caminos se convierten en ciénagas. En la estación seca levántase el polvo fino y penetrante del suelo, que queda flotando en el aire como grandes masas de nubes.

El siguiente es un comentario del General de la Fuerza Aerea Boliviana Rene Barrientos del libro publicado por el Capitán David Hatlzler Zook, catedrático de Historia Militar en la Academia de la Fuerza Aerea de Estados Unidos, sobre la Guerra del Chaco, que resume muy bien los rasgos del conflicto que nos puede ayudar a tratar de entenderlo y digerirlo. (Publicado en el diario "La Nacion", La Paz, julio de 1961)

"La Conducción de la Guerra del Chaco" del Capitán Zook parece ser un estudio brillante cuyo estilo sencillo y claro se manifiesta sobre todos los documentos que revisa y exhibe exhaustivamente con austera prolijidad. Su plano es el plano del estudioso, del historiador vigoroso, inmunizado contra la vorágine que trató de enmarañar la realidad en un laberinto difícil de penetrar, ya que emprende la exhumación "de una de las guerras más enigmáticas de todas las guerras".

Trincheras en "Boquerón"

En todo caso es una versión más, sobre una guerra que interesa a las generaciones. El Capitán Zook empieza por presentar la revisión de los antecedentes jurídicos sobre el derecho de posesión del Chaco, derecho que sostiene Bolivia por el "Uti possidetis de Pacto" de 1810 y el Paraguay "por derechos de descubrimiento y conquista con la posesión continua desde la caída de España", originando ambos países la batalla diplomática que Zook describe minuciosamente abarcando todas las diligencias e intervenciones de las Cancillerías americanas y la proliferación de proposiciones y contraproposiciones que se propaga en una vasta literatura de documentos, papeleo y tratados "mojados en tinta" que se distribuyen en el exterior en la prensa, las librerías, para crear el fervor emocional...

Soldado Paraguayo

A propósito de la mayor penetración al Chaco que emprenden ambos países mediante la fundación de colonias paraguayas y de fortines bolivianos, el Capitán Zook hace resaltar el hecho de que mientras las "colonias" paraguayas se articulaban con su sistema interno de comunicaciones, los "fortines" bolivianos quedaban aislados de los centros del interior, resultando un resultado teórico, como tantos enunciados políticos y militares anteriores a la guerra, aquel del General Osorio: "que Pitiantuta o Laguna Chuquisaca es de vital importancia estratégica para tener salida al río Paraguay..."


Reclutas en Asunción 1928

Señala que los fortines son fundados bajo presión de política interna...
"La guerra del Chaco disipó muchos sueños, drenó el presupuesto, destruyó su sistema político y le dio a Bolivia la experiencia más humillante de toda su infeliz historia..." Todo esto es cierto. y el Capitán Zook señala todas las causas que determinaron tales condiciones, las mismas que hoy deben ser superadas.

Nido de morteros paraguayos

DOS DESPLAZAMIENTOS DIFERENTES
Al exponer los documentos y las informaciones sobre la movilización. Zook dice: "Mientras Paraguay hizo una verdadera movilización, Bolivia se movilizó tan sólo parcialmente..." lo cual parece por lo menos aparentemente un contrasentido con esta otra afirmación del autor:"Bolivia adoptó la política de penetración..." "Entre 1922-23 durante la guerra civil en el Paraguay, el Ejército boliviano penetró hasta Esteros...", agregando: "al haber perdido la puerta frontal de Arica..., busca la puerta trasera (río Paraguay)". Atribuyendo a la política boliviana propósitos agresivos y de conquista que ratifica citando la declaración de los Estados Unidos de Norteamérica por la que culpa a Siles de "provocar la guerra por razones de política interna..."En la exposición documentada del autor no aparece un solo vacío en sus deducciones, aunque a veces hay contradicciones con lo que sabemos de esta guerra. Cita "la desconcertante subestimación que hizo el Alto Mando boliviano de la capacidad guerrera del Paraguay" .... sobre la que el mismo General Kundt afirmó: "que el Ejército paraguayo teniendo soldados pobres, podría ser derrotado por 3.000 soldados bolivianos..."Sería esta subestimación la causa para que Salamanca interrumpiera las operaciones después de la toma de Corrales y Toledo que el autor señala: "como el supremo error militar", y para que "... cuando Quintanilla pedía refuerzos en vista de la inminencia del ataque. Salamanca detuvo 5.841 hombres en plena ruta al Chaco ... " Y para que "Salamanca se niegue a comprar 600 camiones diciendo que el país no podía soportar esos gastos ... ?"

Linea de fuego "metrallas"
Los relatos pormenorizados del Capitán Zook sobre los más diversos y recónditos incidentes internos, sobre el pensamiento de los gobernantes y dirigentes que influyeron en la conducción de la guerra, sobre la capacidad económica y financiera de los dos países, sus esfuerzos y diligencias para abastecerse, etc., etc., me parecen dignos de un minucioso estudio."
Demasiado se ha escrito tratando de atribuir la guerra a causas económicas. Los únicos factores económicos de significación fueron: la vital posición del Chaco en la economía del Paraguay («Un tercio de sus ingresos provenían del Chaco, explotado por firmas americanas, británicas y especialmente argentinas» ... ) «y el deseo de Bolivia de completar el desarrollo económico de su zona oriental mediante el empleo del sistema fluvial al que pertenece ...» , «el petróleo específicamente insignificante en los orígenes de esta guerra no era un factor que se considerara...»". Esta última afirmación es sugerente, de todos modos.El autor no auspicia, al parecer, ninguna tesis: deduce de sus documentos las conclusiones lógicas y señala los hechos después de encontrarlos con prolijidad en medio de los documentos que exhibe ante el lector en huma amplia y clara.
Recuerdo entre capañas
EQUIDAD EXPOSITIVA
No hay magnificación ni disminución de las grandes acciones libradas por ambos contendientes. La acción de Boquerón, proeza de coraje y heroísmo del "Ejército andino", le merece "admiración y elogio", pero el éxilo sicológico que buscaba el mando paraguayo es el hecho militar que tiene importancia para el historiador y así ha señalado aquel episodio relatado en sus más mínimos detalles.
Sobre la preparación bélica del Paraguay, Zook ofrece dalos minuciosos que permiten afirmar que era superior a la de Bolivia. Paraguay colonia realmente, construye sus comunicaciones. José Félix Estigarribia conoce el Chaco y lo estudia para la guerra. "Paraguay ya se armó en 1926 con 4.730.733 libras". Envía a sus mejores militares a estudiar en las Escuelas de Comando del exterior. "En 1931 una misión argentina organiza un Colegio de Guerra..."El Comando paraguayo era superior por su preparación, pero esencialmente por su disciplina y por su decidida subordinación al Ejecutivo. "
Cuando el Presidente Ayala, por cierto desacuerdo en los puntos de vista, preguntó a Estigarribia: «¿Qué haría usted si yo ordenara directamente a las tropas?». Estigarribia contestó: "«Obedecería como subordinado del Presidente de la República al Comandante en Jefe Constitucional de las Fuerzas Armadas de la Nación, o solicitaría mi permiso»".
El Chacho: una Guerra de infantería
Pero Zook al referirse al Alto Mando Boliviano, escribe estos documentos: "Salamanca escribió más larde que la guerra fue provocada por la insubordinación de los militares, y en la insubordinación, conducida por un Comando inepto de desastre en desastre por incumplimiento de sus obligaciones en lodo el Chaco... En cambio, el Alto Mando estigmatizo a Salamanca de incapaz..." Cuando Salamanca cablegrafió a Peñaranda diciendo que "El Ejército había perdido la confianza del pueblo". Peñaranda cablegrafió a Salamanca diciendo que "El Gobierno había perdido la confianza del Ejército"... "Salamanca interfería las decisiones militares con su personal decisión, pese a ser un tremendo ignórame en materia militar".Esta pugna tan suicida es descrita de principio a fin. inclusive aquel insoportable y pavoroso acontecimiento de Villamonles.
Cuando el Capitán General de las Fuerzas Armadas y el Presídeme de una nación en guerra es aprisionado frente al enemigo que avanza y ante las propias tropas desnudas, hambrientas, y aunque estoicas, pero amargamente decepcionadas. ¡Qué drama tan terrible y agotador ... !, fruto de un sistema que consideró al Ejército un instrumento de vasallaje y no un instrumento militar de una Nación respetada y digna. "La insubordinación del Alto Mando actuó decisivamente en la moral de los soldados deteriorando la fe en los jefes".
Hay que considerar que el Capitán Zook trata de hacer Historia y no demagogia cuando califica a Kundl de "muy insuficiente para conducir la Guerra del Chaco..." "Su característica fue violar el principio de economía de fuerzas; siendo un carnicero, emplea la potencia humana inadecuada contra objetivos vitales".
Traslado de tropas
Y sobre Peñaranda escribe entre oirás: "La debilidad de Peñaranda y su absoluta ignorancia de su propio rol es tan patente, que no necesita comentarse". No es menos amargo para los bolivianos leer en un libro de historia lo siguiente: "El Teniente Coronel David Toro era un dirigente entre los oficiales políticos, un oportunista, aunque indudablemente brillante, pero corrompido. .. que había sido exilado con Kundt en l930... Siempre listo para atribuirse la representación de las Fuerzas Armadas... y que por «archiindisiplinado» (sic) ... fue causante de Picuiba.. .". sobre cuyas sendas y caminos los paraguayos presenciaron el más horrible espectáculo de la guerra del Chiaco a medida que avaluaban. "Tropas andinas, enloquecidas por la sed. chupaban sangre, tomaban orina e imploraban un poco de agua, orina o gasolina de los vehículos para la sed que los devoraba... Muchos corrían enloquecidos hacia la selva ... se arrastraban ... morían.. .""
Soldados paraguayos
CONCEPTO DEL SOLDADO BOLIVIANO
Sobre el soldado boliviano tiene la más firme certeza de su valor y de su fortaleza. de su estoicismo y de su resistencia ya exaltados en la defensa de Boquerón, cuyo capítulo es un himno al patriotismo y a la bravura del soldado boliviano educado. Sin embargo, fallaba de algo el soldado boliviano. He aquí un fragmento de los estudios del Capitán Zook sobre el soldado indio: "El soldado boliviano, acostumbrado a los vastos espacios abiertos del altiplano austero, despreciaba a la jungla cerrada..." "Era el soldado boliviano excelente, estoico luchador defensivo, pero la condición subalternizada de los indios andinos marginados de su vida nacional hizo improbable la iniciativa personal...""El soldado boliviano con frecuencia fue transportado del Altiplano al Chaco como bestia sin saber su propósito y. después, entrar al combate sin entrenamiento..." "El soldado boliviano muy rara vez fue empleado en suficiente número en un momento táctico dado".Y prosigue... "Sumariamente otros factores que pesaron sobre el ánimo del soldado boliviano fueron: la incompetencia técnica de los jefes (todos fueron educados en el país, sus idean eran innatas), su falta de aclimatación, logística abominable, «la guerra económica» (sic) de Salamanca, y la deterioración de la moral provocada por la prédica derrotista de leaderes comunistas..."
El argumento de que la guerra fuera provocada por interés del petróleo, según el Capitán Zook no es cierto. Sin embargo, "la ambición del Paraguay había crecido desde Campo Vía. Se hizo corriente en Asunción hablar de invadir Bolivia, apoderándose del petróleo, incorporar todo el Chaco a su territorio...
Artilleria de linea

"Los cargos de que la guerra fuera provocada por intereses internacionales del petróleo comenzaron a ganar creencia aun en el Presidente Ayala. normalmente equilibrado y sereno, que comenzó a sospechar que Bolivia había provocado la guerra en busca de una salida para la producción de la Standard Oil de Bolivia".El Capitán Zook dice: "En momentos en que la Cancillería argentina buscaba ávidamente el armisticio. Bolivia solía organizar un nuevo Ejército mas. Mientras el Paraguay estaba casi aniquilado. Potencialmente siempre Bolivia fue superior al Paraguay."

El Chaco: la primera guerra americana con uso de fuerza aerea



11 comentarios:

Anónimo dijo...

Te recomiendo que te informes mas, y no seas Tan Parcialista, un saludo de un hermano PARAGUAYO.

Jose Marìa Cazal dijo...

Sus apreciaciones son correctas, basadas en el libro de Zook. Las considero imparciales. Le felicito también por las fotos, ¿Todas de los paraguayos?. Bolivia gastó algo más del doble de lo gastado por Paraguay
y muchas de las batallas, hacia el final de la guerra, a pesar de tener menor número de tropa, las ganó Paraguay, por la capacidad de los oficiales y la bravura de sus soldados, de alta moral y estima.
Murieron 34.000 paraguayos, y desaparecieron 2.000. Otros 2.452 cayeron prisioneros. Así también, 54.000 bolivianos murieron, 10.000 desaparecieron, y 17.400 cayeron prisioneros al terminar la guerra. Los soldados y oficiales de ambos bandos fueron valientes. Mis respetos a todos. Felicitaciones

María Luisa Ferreira Valdés dijo...

felicitaciones por su trabajo. alguien puede estar o no de acuerdo con Ud. pero innegable su interés tan altruista por la historia. gracias. desde Asunción, Paraguay,
maria l.f.

Anónimo dijo...

Algo que hay que acotar es que si bien el Paraguay hizo retroceder al ejertito Boliviano, 500 Km. aproximadamente desde el inicio de las hostilidades (Boqueron) hasta territorio actualmente Boliviano (Villamontes), es que Bolivia habia sido derrotada pero NO estaba VENCIDA, ya que Paraguay estaba tan desgastado hacia 1935, que tuvo que recurrir a consejeros y militares extrangeros especialmente argentinos para tomar villamontes, lo cual no se pudo (Allí quedaron sepultadas las esperanzas tanto Paraguayas como Argentinas de quedarse con las zonas Petroliferas Bolivianas), y temiento una contraofensiva brutal Boliviana (estaban en pie el 4to ejercito boliviano con 50.000 soldados)que ya se había demostrado en la Defensa de Villamontes, y las retomas de Carandayti y Charagua con mas de 7.000 bajas Paraguayas, El gobierno Argentino muy Afin a la Causa Paraguaya presionó de manera escandalosa para que se firmara el cese de hostilidades, por lo que si bien el Paraguay retuvo casi todo el Chaco (75% del territorio en disputa), Bolivia Obtuvo lo que era el motivo de la Guerra una salida al Rio Paraguay (Puerto Busch) y retuvo los Pozos Petroliferos que actualmente son la fuente energetica que gobierna la economia boliviana

Anónimo dijo...

de todos modos Paraguay Bolivia nuevamente los hara tambalear ja,ja,ja

Anónimo dijo...

Lástima dos pueblos pobres enfrentados, pero eso de que uno u otro pudo avanzar más, hay que analizarlo con cuidado, primero si firmaron el tratado es porque ambos ya estaban cerca de los límites de sus fuerzas, nadie regala nada en una guerra, los bolivianos con su historia de contra-ataque y los paraguayos con su supuesta posibilidad de llegar a La Paz.

Anónimo dijo...

Durante muchos años yo también creía que era como se relata aquí. Hasta que di con la verdadera historia.
En el fondo la guerra no fue solo, Bolivia Vs. Paraguay sino que fue:
Bolivia Vs. Paraguay-Argentina
Aclaremos; La participación argentina siempre había estado al borde de causar un escándalo internacional. Se denunció que el Ejército descifraba los códigos bolivianos y entregaba la información a los paraguayos. Se mencionaban misiones de la aviación militar argentian, sobre territorio de Bolivia. Había rumores sobre las comisiones por las compras de armas en Europa para el ejército paraguayo, sobre negocios con alimentos, sobre inventarios "sospechosos" en los arsenales del Ejército y la Marina argentina. El ministro Manuel Rodríguez le había dicho al embajador paraguayo en 1932 que temía que se lo pudiera acusar de malversación de fondos. Se ha afirmado que "todo el trigo, la nafta y el fuel-oil que consumió el ejército paraguayo durante los tres años de guerra le fueron facilitados gratuitamente por el gobierno argentino" (David Zook, "The conduct of the Chaco War", New Haven, Bookman Associates, 1960).
*** Pero el verdadero artífice fue el coronel argentino, Abraham Schweizer, fue el oficial de sangre judía que más alto llegó en el Ejército argentino.
Schweizer había hecho prácticas prolongadas en el ejército alemán, antes del nazismo, y estuvo destinado en Paraguay entre 1931 y 1934. Para el espionaje de Bolivia, era la figura clave en la planificación de la campaña, aún más que Estigarribia.

En 1937, con el diploma de general honorario del Paraguay, el coronel Schweizer era el jefe de la Casa Militar de la Presidencia de la Nación y Justo le había prometido promoverlo al frente del Ejército, una vez que hubiera sido ascendido a general.
Y para rematar a Argentina se le concedió el premio nobel de la paz (1936) al argentino: Carlos Saavedra Lamas, bisnieto del primer presidente de la junta Argentina, el boliviano Cornelio Saavedra.
Fin de una Traición.

Anónimo dijo...

Facilrazonamiento de origen tinteril y que busca tapar las hummilantes derrotas que sufrio Bolivia a manos del Paraguay, nación a la que Daniel Salamanca, persidente de Bolvia y verdadero culpable del estallido de esa guerra califico como a "la mas miserable de las republiquetas de Sud America. Daniel Salamanca, ansioso de victorias( de un pais que habia dejado cen la estacada al Peru a poco de haber estallado la Guerra del Pacifico) comento" Auien habra de pelear Bolivia, A LA Argentina! imposibl, a Chile: imposibe, al Peru. al Brasil-solo podremos iuchar contra el Paraguay, la mas miserabel de las republiquetas de Dud America"..Si la Argentruina asistio dcon medicinas,alimentos y el uso de sus puertos al Paraguay, pero en cuanto a armas, casi el 80% de las armas paraguayas fueron tomadas en combates durante la guerra del Chaco..
Aprebnde la historia! (lee Documentso del arechivo de Daniel Salamanca, y vedras donde obtuvio el Paraguay su armamento..Y para que lo sepas, Chiel asistio abiertamente a Bolivia, ya que mas de 100 oficiales chilenos slucharon en la sfilas bolivianas..Pero ni eso les sirvio.....perdieron igual..

Anónimo dijo...

Yo no creo de ninguna manera en ninguna brutal contraofensiva boliviana, en todos los textos históricos de historiadores bolivianos coincíden que el soldado boliviano era totalmente inofensivo en el infierno verde del chaco, mal instruidos y con un total desconocimiento del terreno. Más que al soldado paraguayo que si conocía el escenario chaqueño le tenían un terror al escenario de la guerra, donde miles murieron de sed y miles de ellos solo desertaron ante la desesperación. Así que volver a internarse al chaco para una brutal contraofensiva es una ficción.

Telésforo Gómez dijo...

Dos pueblos pobres y uno de ellos Bolivia defendido por mas de un centenar de soldados chilenos vestidos con uniforme boliviano.

Telésforo Gómez dijo...

Es absurda toda guerra......